Tipo de apósitos para el cuidado de heridas

Hay tipos de vendajes para las curaciones de heridas disponibles en la actualidad.

Eso es mucho para que incluso los profesionales médicos puedan mantenerse al día. Sin embargo, hay varias categorías de apósitos para heridas diseñados para tipos específicos de heridas.

Cuando te lesionas, tu médico elegirá el tipo de apósito que mejor se adapte a la herida, así como su ubicación y gravedad.

Veamos algunas de las categorías más comunes de apósitos para heridas

Entre los apósito para heridas existen varios tipos que promueven la curación adecuada.

Resultado de imagen para curación de heridas

  1. a) Alginatos

Estos apósitos están hechos de algas marinas y algunas veces tienen una dosis extra de calcio, plata o miel.

Según los educadores de heridas, los apósitos de alginato reaccionan con el suero y el exudado de la herida para formar un gel, creando un ambiente húmedo que promueve la curación adecuada.

Como tal, los alginatos a menudo se usan para heridas con niveles moderados a altos de exudado.

  1. b) Compuestos

Estos apósitos combinados para heridas tienen múltiples capas para funciones separadas. Los educadores de heridas describieron las tres capas más comunes en los apósitos compuestos para heridas:

  • Contacto interno: no adherente para evitar irritar el lecho de la herida.
  • Medio: absorbe la humedad para evitar la maceración.
  • Exterior: evita que las bacterias lleguen al lecho de la herida.

Resultado de imagen para apósitos combinados para heridas

  1. c) Películas

Los apósitos de película finos, transparentes y flexibles permiten la visibilidad de la herida y pueden ajustarse al movimiento del cuerpo. A menudo se usan en áreas donde la fricción es común, como las articulaciones.

  1. d) Espumas

Fabricados con soluciones de poliuretano o polímero, los apósitos de espuma pueden absorber grandes cantidades de fluidos.

Como tal, los médicos a menudo utilizan este tipo de vendaje para heridas con altos niveles de exudado.

Hay varias opciones de grosor disponibles, según la cantidad de absorción necesaria para promover la curación.

  1. e) Gasa

La gasa es uno de los tipos más tradicionales de apósitos para la curación de heridas, a menudo se usa en combinación con otros apósitos. Viene en muchas formas, incluidos cuadrados, hojas, rollos y tiras de embalaje.

  1. f) Hidrocoloides

Estos apósitos están hechos de partículas coloidales hidrofílicas como gelatina, pectina y celulosa.

Están disponibles en varios tamaños y formas, así como en formas como obleas, pastas, polvos, geles y películas.

Los hidrocoloides suelen tener tasas de infección más bajas que las gasas, películas, hidrogeles y espumas.

Fuentes:  YouTube || Lifeder || Degasa

  1. g) Hidrogeles

Con alto contenido de glicerina y agua, los hidrogeles se usan para agregar humedad a los lechos de heridas especialmente secos.

Están disponibles en gasas, geles y láminas, pero a menudo no son adhesivos y requieren un apósito secundario.

Aquí lo importantes es que existen los vendajes adecuados para los diversos tipos de curaciones de heridas lo que facilita la comprensión y el seguimiento de tu plan de tratamiento.

En todo caso, siempre busca tus suministros con proveedores de calidad y por supuesto, la guía de tu médico es importante ya sea para que se realicen los cambios con ayuda médica o para que te guíen para hacerlo tu mismo.