Visita un parque con tus hijos ahora en las vacaciones de diciembre

Cuando hablamos de parques para niños son varios los conceptos aquí: bien puede ser el parte de la colonia con juegos infantiles que, si bien nos va, se encuentran en condiciones para que los niños puedan jugar un rato en compañía de un adulto.

También pueden ser esos parques temáticos como Six Flags, El Museo Papalote o el recientemente abierto National Geographic Ultimate Explorer en Metepec.

O bien, puede ser un gran campo abierto lleno de flora y fauna que aún se conservan dentro y a los alrededores de la CDMX.

Ahora que vienen las vacaciones puedes hacer una alternancia con respecto a visitar estos tres tipos de parques y para darte una idea de los que tienen vegetación veamos dos alternativas:

a) Desierto de los Leones (1866 Ha)

Este parque se encuentra en el lado suroeste de la ciudad requiere un poco de viaje, con caminos sinuosos que pasan por las afueras de la ciudad y hacia un área donde existen casas de vacaciones.

La atracción principal para la mayoría de las personas es el ex convento del siglo XVII fundado por monjes carmelitas.

El convento está abierto al recorrido y deambular por las rutas de senderismo circundantes lleva a los visitantes a través de un espeso bosque donde los restos menos conservados del convento se pueden encontrar abrazados por la recuperación de la naturaleza.

Siéntate para un juego de ajedrez si hay una mesa dispuesta, a menudo la hay, en la entrada donde no faltan lugares para comer quesadillas recién hechas y la apreciada sopa de hongos silvestres, un elemento básico de la cocina de montaña del centro de México.

Trae una chaqueta ya que hace mucho más frío aquí que en la ciudad.

Para los niños será un cambio de aires y es una forma de llevarlos al pasado.

El horario del parque es todos los días de 6 a.m. a 5 p.m., aunque el antiguo convento está cerrado los lunes.

b) Los Dinamos (2428 Ha)

Los Dínamos es el lugar ideal para fanáticos de la escalada en roca, excursionistas y ciclistas de montaña en CDMX.

Similar al Desierto de los Leones, está en el lado suroeste de la ciudad, aunque es fácilmente accesible a través del distrito suroeste de Magdalena Contreras, a solo 30-45 minutos en automóvil de muchos lugares del centro de la ciudad.

También puedes llegar por autobús que salen del metro Taxqueña y tarda aproximadamente una hora en llegar, dependiendo de las condiciones del tráfico.

El parque está dividido en cuatro ubicaciones, siendo Dínamos 4 la más remota y la más alta (más de 10,000 pies).

Aquí hay dos opciones, ir a la cascada o caminar por el sendero, pero para niños no es tan divertido. Nuestra parte favorita es ir a la cascada, mis hijos de 3 y 6, se sienten exploradores y escaladores profesionales y aguantan una buena subida.

Al igual que cualquier buen sendero de montaña en México, hay vendedores que venden cocina local, lo que te permite reponer tus fuentes de energía después de recorrer cualquiera de los 25 km de senderos rústicos.

El horario del parque es de 9 a.m. a 6 p.m. diario pero es recomendable ir por la mañana para salir temprano, particularmente si vas con tus hijo y así evitar la gente y que se meta el sol, particularmente en estos meses de invierno.

Resultado de imagen para parques para niños